Borges y el universo argentino

Borges por Mario Muchnik, Buenos Aires, 1971.

Entre los benéficos años de 1924 y 1927 (ejercía la presidencia de la República Marcelo de Alvear) se publicó en Buenos Aires la revista literaria Martín Fierro, cuya misión, menos encarnizada entonces que ahora, era la defensa del nacionalismo literario. Los postulados principales de esta confusa posición (considérese que la Argentina es un país de laboriosos inmigrantes y que tanto los fundadores de la publicación cuanto sus redactores y colaboradores provenían, en gran parte, de naciones que escapaban de alguna pobreza) eran dos: el primero sostenía que el escritor argentino debía declarar su rauda independencia de Europa y buscar una voz autóctona. El segundo, que esa voz debía fundar un idioma que le fuera propio y que difiriese tanto del español cultivado allende el Atlántico como de aquéllos que pertenecían a vastas y cercanas o lejanas porciones de Latinoamérica. El propio Borges, que agració la publicación con colaboraciones irregulares y múltiples, caería en esa nada sacra superstición: en 1926 publicaba un volumen del que renegaría no mucho después, El tamaño de mi esperanza, en el que defendía la criolla concepción de la literatura. Sería seguido, dos años después, por un libro, El idioma de los argentinos, cuya primera edición sería, por mucho tiempo, la única, ya que Borges se negaría, con la sabia prudencia de quien omite referirse a sus errores de juventud, a revivir el texto; fue menester aguardar a su muerte para releer, en contra de su póstuma voluntad, esas páginas. Poco duraría en Borges este opaco fervor de lo nacional: ya en 1932 su opinión era, inteligente y borgesianamente, la defensa del universalismo frente a la caprichosa particularidad.

Leemos en El escritor argentino y la tradición (decimoctavo ensayo incluido en su obra Discusión): “¿Cuál es la tradición argentina? Creo que podemos contestar fácilmente que no hay problema en esta pregunta. Creo que nuestra tradición es toda la cultura occidental, y creo también que tenemos derecho a esta tradición, mayor que el que pueden tener los habitantes de una u otra nación occidental. Recuerdo aquí un ensayo de Thorstein Veblen, sociólogo norteamericano, sobre la preeminencia de los judíos en la cultura occidental. Se pregunta si esta preeminencia permite conjeturar una superioridad innata de los judíos, y contesta que no; dice que sobresalen en la cultura occidental, porque actúan dentro de esa cultura y al mismo tiempo no se sienten atados a ella por una devoción especial. […] Creo que los argentinos, los sudamericanos en general, estamos en una situación análoga; podemos manejar todos los temas europeos, manejarlos sin supersticiones, con una irreverencia que puede tener, y ya tiene, consecuencias afortunadas. […] Por eso repito que no debemos temer y que debemos pensar que nuestro patrimonio es el universo; ensayar todos los temas, y no podemos concretarnos a lo argentino para ser argentinos; porque o ser argentino es una mera fatalidad y en ese caso lo seremos de cualquier modo, o ser argentino es una mera afectación, una máscara. Creo que si nos abandonamos a ese sueño voluntario que se llama la creación artística, seremos argentinos y seremos, también, buenos o tolerables escritores.”

Hadrian Bagration

Categories: ImpurezasTags: ,

Hadrian Bagration

Hadrian Bagration is a humble and avid reader and perhaps an author. He pleads guilty to a few titles. He is also an enthusiastic but somewhat negligent follower of such intellects as those of the early Sartre, Albert Camus, Harold Bloom, Jorge Luis Borges, the French encyclopaedists, epistemologist Mario Bunge, Richard Dawkins and the insufferable (in today's ludicrous politically correct view) paleontologist Peter Ward. Beyond the above, and besides a vague vital skepticism and abhorrence of the cult of zeal, he is known for being unremarkably collected.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s