Eclesiastés I

Ec.: 7, 26

Dante Gabriel Rossetti: Lady Lilith, 1873. Delaware Art Museum, Wilmington.
Dante Gabriel Rossetti: Lady Lilith, 1873. Delaware Art Museum, Wilmington.

“El cadáver de la mujer, que fue hallado en unos pastizales en Kinnedar, no presentaba signos de violencia, pero estaba claro que había sido asesinada. Su muerte requería una investigación oficial, pero la policía local estaba perpleja: no había existido un hecho de esa naturaleza en Lossiemouth por décadas. Munro anotó en su diario que en Kinnedar se había sugerido que podía tratarse de una maldición que datase de épocas de Edward I, The Hammer of the Scots. Más allá de ánimos patrióticos o sobrenaturales, la mujer, al ser identificada como la pareja romántica de uno de los pilotos muertos del escuadrón 617, llevó la investigación a la base de Lossiemouth. El oficial superior encontró una explicación clara y espantosa: la mujer era una jinx, un vehículo de mala fortuna; había sido amante o al menos había estado involucrada eróticamente con cuatro miembros del escuadrón 617: un piloto de bombarderos, un operador de radio, un ingeniero de vuelo y un telegrafista. Todos habían muerto en acción, sus aviones habían sido derribados, excepto el último novio, el telegrafista, que había perdido la vida cuando una bomba con defectos de fabricación explotó y la pared de su oficina se desplomó. Cuando se hizo evidente que Nelly (no he querido consignar el nombre real de la mujer) estaba en busca de una nueva pareja, los hombres del escuadrón le dieron a beber, sin ella saberlo, un somnífero y la asfixiaron una vez que se hubo dormido, de modo que su muerte fuese lo más incruenta posible. Juraron al oficial que jamás se delatarían entre sí, que si quería llevar adelante un interrogatorio formal tendría que arrestarlos a todos. El oficial desistió y convenció al forense de revisar la causa de la muerte de la mujer y calificarla de falla cardíaca.”

“Las bajas del escuadrón volvieron a niveles normales de inmediato.”

Hugh Trevor-Roper: Lancasters: from Dam Busting the Ruhr to the Berlin Airlift. Macmillan, Londres, 1956.

H.B.

Categories: Lentitudes

Hadrian Bagration

Hadrian Bagration is a humble and avid reader and perhaps an author. He pleads guilty to a few titles. He is also an enthusiastic but somewhat negligent follower of such intellects as those of the early Sartre, Albert Camus, Harold Bloom, Jorge Luis Borges, the French encyclopaedists, epistemologist Mario Bunge, Richard Dawkins and the insufferable (in today's ludicrous politically correct view) paleontologist Peter Ward. Beyond the above, and besides a vague vital skepticism and abhorrence of the cult of zeal, he is known for being unremarkably collected.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s